Hilda

Autor(es): Sandra Lucía Avenzú
Páginas: 72
Medidas: 21 x 14.8
Tipo de tapa: Blanda

Sandra Lucía Avenzú nos entrega este primer manojo de sus versos trabajado con rigor. Los poemas giran en torno al mundo de los afectos y dentro de ellos lo que prima es el sentimiento de pérdida.
El ser humano es un individuo que tiene clara conciencia de su ser para la muerte, como lo ha dicho Heidegger, y la primera conciencia que tenemos es el fin de las personas queridas. Los abuelos son seres muy amados en las familias. Los niños advierten su fragilidad y se sienten muy satisfechos por el cariño y los regalos que reciben. Al mismo tiempo, perciben que, a pesar de sus debilidades físicas, esos abuelos reciben el afecto de seres muy poderosos: los padres. Los abuelos parecen omnipotentes y tienen todo para ser queridos y apreciados. Su partida de este mundo advierte a los niños que todo tiene su final y que un día también los niños fallecerán.

Sandra Lucía Avenzú, del sufrimiento de la pérdida de la abuela, a través de las palabras bien combinadas en su poesía, ofrece una belleza del dolor que tiñe también a otros eventos cotidianos.

Extracto del prólogo de Marco Martos

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp